Envíos a Canarias. ¿Por qué los eCommerce no envían a las islas?

Envíos a Canarias. ¿Por qué los eCommerce no envían a las islas?

Envíos a Canarias. ¿Por qué los eCommerce no envían a las islas? 1024 683 Best Logistics

Casi el 70% de las tiendas online no realizan envíos a Canarias. Pero ¿Por qué estas grandes empresas no envían a Canarias?

Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla son a todas luces comunidades autónomas españolas de pleno derecho, pero la idiosincrasia de cada una de ellas hace que la mayoría de las tiendas de comercio electrónico no ofrezcan sus productos para los consumidores de estas zonas. Los principales motivos son los costes aduaneros, los costes de transporte y las quejas de los clientes. Pero al final los más damnificados son los propios «clientes». Esto es conocido como «Geoblocking»

¿Porqué los eCommerce no hacen envíos a Canarias?

En el caso de Canarias, la comunicación con las islas puede ser únicamente por barco o avión; el barco es un medio de transporte mas económico que el avión, pero sus conexiones son menos rápidas por lo que si los productos vendidos por el comercio son de tamaño relativamente pequeño, no es una buena opción ya que encarecerá el coste del producto.

Por lo tanto, si el comercio electrónico vende productos de pequeño tamaño, el avión es la única opción; las tarifas son más altas de las que normalmente suelen ser las tarifas terrestres de la península, pero las principales compañías como SEUR o MRW ofrecen un servicio 24 horas. Es verdad que es más caro, pero nada complicado implementar este servicio en las plataformas on line, el que no lo hace sabrá sus motivos, pero operativamente es posible mantener un mismo servicio para Canarias que para la península.

Canarias forma parte de la Unión Europea, pero está fuera del ámbito de aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Entendiéndose que el IVA es un impuesto o ingreso para las arcas públicas, ante su ausencia esta comunidad estableció su propio tributo, el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC).

El IGIC es un impuesto indirecto municipal que grava la producción, elaboración e importación de toda clase de bienes muebles, las prestaciones de servicios y las entregas de bienes inmuebles situados en Canarias. Estas operaciones serán gravadas en cuanto se entiendan localizadas en Canarias ( tanto sea origen o destino ), según la aplicación de las reglas de localización que se recogen el la Ley del IVA.

Relacionado: Empresa de logística: la pieza clave en el éxito de tu ecommerce


Además en el archipiélago se debe pagar por el Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancía (AIEM). El coste de los envíos desde la Península a Canarias o viceversa superan a los del resto de España e incluso a otros países de la Unión Europea. Y eso que se ha eliminado el Documento Único Administrativo (DUA) para compras inferiores a 150 euros.

La entrada de bienes en esta comunidad se considera una importación. Como tal tienen que ser y son objeto de liquidación de los aranceles e impuestos correspondientes, por lo que “el sujeto pasivo” del Impuesto será la persona física o jurídica en cuyo nombre se ha despachado el bien.

Del mismo modo, la salida de bienes con cualquier destino se considera una exportación.

Por lo tanto la complejidad de los envíos a Canarias son:

  • Tránsito: El tránsito no es posible garantizarlo debido a la gestión aduanera que conlleva el envío. No obstante las principales compañías tienen delegaciones en las islas. El coste de los envíos al ser combinado (terrestre-marítimo-terrestre) o (terrestre-aéreo-terrestre) varía y es superior que en península.
  • Trámites Aduaneros: Está claro que es el punto mas crítico; el comercio electrónico deberá de “cerrar” correctamente los costes de los trámites aduaneros. En el caso de los envíos a Canarias son los siguientes:
  1. Despacho de aduanas de salida de España
  2. DUA
  3. Pago de impuestos

 

Conclusión
Mientras las empresas se benefician de la libre prestación de bienes y servicios en toda Europa, los consumidores y empresas Canarias no tienen las mismas oportunidades. La normativa europea dice que las empresas no pueden discriminar a sus clientes por razones de nacionalidad o lugar de residencia. Todo acabará cuando haya una ley de por medio.

Abrir chat