Transporte urgente

transporte-urgente

La guerra del transporte urgente en España

La guerra del transporte urgente en España 1024 683 Best Logistics

 El Transporte Urgente en España

Son muchos los que se quejan de una nueva guerra de precios en los servicios de transporte urgente en España. Los movimientos del año 2017 y los planes de muchas empresas están provocando una nueva guerra de precios, con una clara diferenciación dependiendo de la zona o sector.

La guerra de precios es una herramienta que las empresas utilizan para adelantar a la competencia reduciendo los precios de los servicios ofrecidos y crear un estado de máxima competitividad.

Esta se inicia cuando una compañía decide bajar el precio de forma unilateral, provocando que las demás empresas competidoras reaccionen con una bajada de precios. Esto conlleva un gran riesgo, ya que si la bajada de precio, no solo afecta a la rentabilidad del negocio, sino que llega por debajo de los costes fijos, puede poner en peligro la continuidad de la actividad.

Queda claro que una guerra de precios nunca se iniciará si no hay alguien que dé el primer paso. En el sector del transporte en España, podemos decir que no existe una guerra de precios, no hay un choque masivo de empresas por todo el territorio, pero si hay una lucha persistente y cada vez más fuerte de lo común en varias zonas.

Motivos de la competitividad

Uno de los motivos es la aglomeración que comienza a tener el sector del transporte en nuestro país. En 2017 GLS adquiría a la histórica ASM y además compró la empresa Redyser de Murcia. Este movimiento supone que GLS sea en este momento una de las mayores empresas de transporte en España tanto en presencia, como en volumen de envíos.

Dicha empresa, está realizando una apuesta total por el comercio electrónico, y está siendo una de las compañías más agresivas comercialmente, sin diferenciación de nicho de mercado ni la dimensión de su competidor. La apuesta de GLS por el mercado en España es tan fuerte, que quieren absorber otra red nacional de transportes.

Otro de los motivos es el reposicionamiento de SEUR que decidió en el 2017 apostar por abandonar una gran parte del negocio de Amazon, apostar por los pequeños ecommerce que paga más y mejor el envío que Amazon y con un nivel de exigencia de estructura y de logística mucho menor; y por último hacerse fuerte en la franja más baja de la paquetería industrial ( hasta 100-150 kilos), hecho que otras muchas compañías están abandonando poco a poco dicha franja.

Otra empresa que sigue con una política comercial muy agresiva es Correos express, más en zonas donde tienen mucho volumen de llegadas a reparto que genera Amazon. De igual manera están buscando franjas más estratégicas, de gran volumen de envíos, que pueden atacar y aguantar con el plus de negocio que dicen les aporta la entrada y distribución de Amazon.

transporte-urgente

Punto de vista económico

La economía también es otro motivo de esta situación. Según los datos macro-económicos, la recuperación es una realidad en España (para quien se lo quiera creer), el nivel de crecimiento de la economía es de los más altos de la Unión Europea, según nos dicen estos datos. Pero el trabajo precario y la inseguridad laboral no deja que esta recuperación sea real en la economía del día a día.

Otro punto económico que está afectando una mayor agresividad comercial es la subida de los costes directos, hay que señalar especialmente la fuerte subida del precio del gasóleo , situando el precio del gasoil en el más alto desde Julio del 2015. Si el alza continua, podemos ver a muchas empresas no solo del transporte urgente, sino empresas de mayores volúmenes y sobre todo convencionales transcurriendo otra vez momentos muy difíciles, ya que a la subida de los costes fijos hay que sumarle una doble pérdida por volumen y precio, dado que el volumen de envíos gestionados es inferior al 2017.

Una guerra de precios es una mala influencia, no solo para la empresas que se dedican al transporte urgente, incluso para las grandes empresas que tienen un gran músculo financiero que puede soportar la situación. Antes se pensaba que con una estrategia de precios de este tipo se podía eliminar a la competencia, y luego volver a subir el precio, pero hoy día eso ya no es posible y siempre hay alguna compañía dispuesta a competir con el precio.

Abrir chat